Asesinato de la niña Sheila generó polémica en Argentina

164

El asesinato de la niña Sheila Ayala, de 10 años, presuntamente por sus tíos generó conmoción y polémica en Argentina. La víctima estuvo desaparecida durante cuatro días hasta que se encontró su cadáver en un hueco entre dos muros a pocos metros de la ventana del apartamento de Leonela Ayala y Fabián González ubicado en un segundo piso.

Se conoció que la menor y sus tíos eran cercanos. De hecho, vivían en el mismo complejo habitacional de san Miguel y era normal que la niña circulara entre las casas familiares. Ninguno de los sospechosos, Leonela y Fabián, recuerdan cómo mataron a la menor. Dijeron que estaban alcoholizados y drogados. “No sabemos qué pasó”, expresaron.

Por otra parte, la policía no les cree dada la forma en que se deshicieron del cuerpo. Ello requirió cierta pericia para arrojarlo desde 6 metros de altura. Además, se informó que detrás del hecho hay un crimen de connotaciones sexuales, dicen los investigadores. De todos modos hay que esperar el resultado de la autopsia.

Vea también: Mauricio Macri Reconoció Desempleo En Argentina

Hallazgos de la policía en el asesinato de la niña Sheila

La policía halló en la vivienda del matrimonio el posible escenario del crimen. Se encontró un colchón sucio sobre el que había una muñeca de Hello Kitty. Además, bolsas similares a las que envolvían el cuerpo de Sheila de cintas.

También encontraron la sábana con la que habrían estrangulado a la niña. Como en otros casos, Ayala y González participaron activamente de la búsqueda. Las cámaras de TV ven a Leonela y la madre de Sheila abrazadas llorando cuando alguien informó, por error, que la menor apareció muerta.

Esta información no era cierta y la tía lo sabía. Pero la catarsis de llanto se registró en directo por los informativos y hoy es parte del insumo del caso.

Cabe destacar que Sheila ayudaba a su mamá con sus hermanitos, iba a una iglesia evangélica y también a clases de baile. Uno de sus sueños era llegar a ser bailarina.