Cacho Castaña fue hospitalizado en el Sanatorio de los Arcos

63

Cacho Castaña es uno de los cantantes más importantes del país. Por ello cuando tiene algún mínimo problema de salud causa una conmoción en el país.

Trascendió el fin de semana que se internó al artista en el Sanatorio de los Arcos, ubicado en el barrio Palermo. Su esposa, Marina Rosenthal, dialogó con Teleshow y contó qué fue lo que le sucedió.

Al parecer, se ingresó al cantante en la madrugada debido a una neumonía, pero no hay nada de qué preocuparse dado que se encuentra en muy buen estado.

“Gracias a Dios todo muy controlado con toda la medicación correspondiente para curarse prontito. Él está muy bien, por suerte descansando”, explicó Marina, calmando a sus fanáticos.

Cabe recordar que a principios de julio, Cacho fue trending topic en Twitter luego de que un usuario desinformado e irresponsable lanzó el rumor de que falleció. Inmediatamente, su Jefa de Prensa, Leticia Gourdin, lanzó un comunicado desmintiendo la noticia.

Vea también: Morena Rial reveló cómo está su vida sentimental

Oscar González Oro habló del falso anuncio de la muerte de Cacho Castaña

El amigo del talentoso vocalista, Oscar González Oro, se comunicó con él durante el ciclo radial “Negro y Regreso”  para que diera su opinión sobre la falsa primicia.

El mismo refirió que nuevamente mataron al Cacho en las redes sociales. Aunque las redes son maravillosas en ocasiones se tornan perversas. Este tipo de noticia causa la preocupación de la gente que aprecia al intérprete.

“Qué poder que tenés Negro, menos mal, porque estaba desnudo arriba del mármol de la morgue y estaba cagado de frío”, ironizó compositor. “Me enteré a las 7 de la mañana por los llamados. Empezó a sonar el teléfono a las siete de la mañana y por supuesto no lo atendí. Y seguía sonando y sonaba”.

Castaña se tomó la situación con mucho humor al decir que se levantó a las once y vio la cantidad de llamadas que tenía en su teléfono. Sugirió en forma de broma que jugaría al 48 “el muerto que parla” para ganar unos manguitos.