Campo de Piedra Pómez

246

En las afueras de El Peñón, muy cerca del volcán Carachi Pampa, la actividad volcánica gestó este campo de suelo arenoso conocido como el Campo de Piedra Pómez, declarado Área Natural Protegida en 2011 por la provincia de Catamarca.

En este lugar dominan unas formaciones extrañas de roca color talco y ocre con puntas rosadas como copos de merengue, que se recortan en diagonales contra el cielo azul. Está a más de 3 mil metros de altura, tiene una extensión de 25 kilómetros y se la puede recorrer a pie, con la precaución de llevar gorro para el sol y agua.

Un cartel sobre la RP 34 indica el acceso, entre el pequeño pueblo de El Peñón y Antofagasta de la Sierra. Es recomendable visitarlo con guía y 4×4, o asegurarse de contar con precisas coordenadas de GPS porque es muy fácil perderse.

Está en plena Cordillera de los Andes, en una zona caracterizada por la presencia de más de doscientos volcanes, entre los que se destacan los gigantes de Antofalla, el Carachi Pampa, el Antofagasta, La Alumbrera y el Volcán Galán. Es el fuerte viento que corre el que se ha encargado de tallar cada piedra del lugar.

Debido a que su territorio corresponde al sector más meridional de la Puna de Atacama el clima es riguroso, frío y muy seco. La zona está enmarcada por grandes superficies de salares como ser el Salar del Hombre Muerto y el Salar de Antofalla.

El campo de rocas descansa entre un mar de médanos blancos y la silueta de volcanes. En total, son más de 5 mil formaciones rocosas en el área. Dependiendo la hora del día se puede ver un paisaje diferente en el que el color del cielo y la luz del sol juegan con las sombras que proyectan estos gigantes porosos que parecen médanos.