Catherine Fulop

Catherine Fulop habló sobre la sorpresa que le dio Oriana Sabatini

360

Oriana Sabatini quería ver a sus padres Catherine Fulop y Ova Sabatini. No obstante, debido a la pandemia de coronavirus no podía hacerlo. Hasta ahora que la cantante pudo viajar desde Italia a Argentina.

Desde Turín realizó los estudios y trámites correspondientes para poder realizar el viaje sin problemas, y pudo aterrizar en suelo nacional. Lo primero que hizo fue ir directo a sorprender a su familia apareciéndose de repente en la puerta de su casa.

Después de diez meses volvimos a casa”, escribió Oriana en su cuenta de Instagram. Además, compartió un video de casi cuatro minutos que muestra la reacción de cada miembro de la familia.

De esta manera dejó en claro que nunca puso en riesgo la vida de otros y que se encuentra sana. Catherine, por su parte, también compartió el clip de imágenes y le hizo una hermosa dedicatoria a su hija.

Que emoción después de diez meses abrazarte. Ori volvió y a mí el corazón se me salía del cuerpo. No he parado de llorar ha pasado tanto desde la última vez que te vi hija, estoy súper emocionada. Te amo. Bienvenida a casa… (estará cumpliendo la correspondiente cuarentena de quince días y viajó con todos los permisos requeridos)”.

Vea también: Oriana Sabatini dio un mensaje a un hombre que no es su novio

Catherine Fulop contó cómo se sintió al volver a ver a su hija después de tanto tiempo

En diálogo con Nosotros a la Mañana la conductora reveló cómo fue volver a ver a su hija después de tanto tiempo. Comenzó diciendo que estaba feliz porque duraron mucho tiempo separadas.

Estar tanto tiempo separadas, es la primera vez que estoy tanto tiempo separada de mi hija. ¡Y en el medio pasaron tantas cosas! Ella se contagió COVID, cuando Italia estaba en el pico más alto de contagios, de muertes, y uno escuchaba cosas horribles de Italia. Después nosotros acá, en casa, nos explota el termotanque. Mi suegrita recae en la enfermedad (coronavirus)”.

Por último, habló sobre cómo se organizan con Oriana en la casa. Recordó que todos se contagiaron con COVID-19. Por ese motivo, le emocionó mucho poder abrazarla.

“Ayer me la pasé llorando todo el día. Tuve que armarle un cuarto de emergencia porque tengo a mi suegra viviendo acá, en casa. Y estoy feliz. Yo que vivo el desarraigo, vivo alejada de mi familia, es fuerte no tener a tus seres queridos cerca”.