Economía & Regiones realizó un informe sobre el futuro del país

29

La consultora Economía & Regiones (E&R) dio un informe pesimista sobre el futuro de la Argentina. “Sin cambios de fondo, está yendo derechito al default”, sentenció. Asimismo, sugirió que el Gobierno de Mauricio Macri debe acelerar el ordenamiento fiscal.

Según dio a conocer el documento E&R, el financiamiento del FMI está postergando la cesación de pagos, trasladándolo hacia el próximo gobierno.

De hecho, aseguró que el país está fuera del mercado internacional de deuda voluntaria. A su vez, los agentes tienen la apreciación de que el país no tiene capacidad de pagar su deuda porque no cumple con ninguno de los dos requisitos indispensables para pagarla.

La consultora opinó: “El actual gobierno dejará al país con la mayor presión tributaria de toda su Historia, comprometiendo negativamente como nunca la capacidad de hacer negocios, crecer y consecuentemente pagar la deuda”.

En el informe semanal de E&R que publicó El Economista adicionó que “revertir la caída del PBI per cápita, crecer en serio y generar las condiciones esenciales para poder pagar la deuda exige un cambio diametral en la política fiscal”.

Igualmente, explicó que el país necesita hacer un ajuste de 5 puntos porcentuales en términos del PBI para que su deuda sea pagable y pueda tener posibilidades de volver a los mercados voluntarios de deuda en 2019.

Vea también: Banco Mundial Opinó Que Clima De Negocios Empeoró En Argentina

Economía & Regiones habló del ajuste en lo fiscal

Detalló que “asumiendo que (Mauricio) Macri cumple y hace un ajuste fiscal de 2 puntos del PBI en 2019, el próximo Gobierno deberá asumir y hacer un nuevo ajuste fiscal por otros 3 puntos porcentuales del PBI”.

De no darse ese ajuste, el informe señaló que, en el escenario fiscal que firmó con el FMI (superávit primario de 1% del PIB) para 2020-2023, el mercado de deuda permanecería cerrado y las necesidades de financiamiento rondarían los u$s53.219 millones.

En un escenario de gradualismo, pasando sucesivamente de 1% (2020), 1,5% (2021), 2% (2022) y 2,5% (2023), las necesidades financieras aumentarían hasta u$s37.400 millones.

En los dos escenarios se incurriría en default, salvo que sucedan dos cosas poco probables: un nuevo acuerdo con el FMI por un monto adicional similar al ya otorgado y, se postergaran todas las amortizaciones del actual Stand By para 2024 en adelante.