El argentino Juan Martín Maldacena es reconocido por su trabajo en física teórica

200

El físico argentino, Juan Martín Maldacena fue reconocido por sus aportes a la física teórica en los últimos 20 años, lo cual supone una gran contribución a la comprensión de la física cuántica y los agujeros negros, así lo ha informado la Real Academia Neerlandesa de las Artes y las Ciencias.

Maldacena entonces se hizo con la medalla Lorentz que es otorgada cada cuatro años por la institución antes mencionada en honor al considerado padre de la física teórica en los Países Bajos Hendrik Antoon Lorentz.

En ese sentido, Maldacena inscribe su nombre en la historia de ese campo de la investigación científica como “Conjetura Maldacena” que expone una relación evidente y fundamental entre las teorías más importantes de la física actual, la teoría cuántica de campos y la gravedad cuántica.

Maldacena que fue entrevistado por el diario El Clarín, expresó que no se esperaba el reconocimiento por lo que la alegría fue muy grande. “Lo sabía desde hace un mes cuando me lo notificaron y hoy se ha concretado este hecho”.

Maldacena nació en la Argentina en 1968 y comenzó su vida académica en la Universidad de Buenos Aires y la Universidad de cuyo en Bariloche.

Luego realizó un doctorado en la Universidad de Princeton y continuó su trabajo en Harvard.

En 2001 se convirtió en profesor titular en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton.

Maldacena ya sido reconocido en otras oportunidades como por ejemplo cuando recibió la medalla Dirac del ICTP y el de Física Fundamental de la Fundación Milner.

Maldacena podría ganar el Premio Nobel

Lo más importante de este grandioso logro, es que la mitad de los que obtuvieron esta distinción posteriormente también fueron galardonados con el premio Nobel.

Sin embargo, el también físico argentino Alberto Rojo, asegura que aunque se sabe que no se entregan premios Nobel a teorías que no han sido demostradas, esta condición no es un requisito sino una costumbre, además añade que el premio Nobel ha sido entregado en otras oportunidades a personas mucho menos reconocidas que Maldacena.