El asado argentino puede ser perjudicial para la salud

1907

El asado a la parrilla puede ser perjudicial para la salud. Así lo revelan recientes estudios que indican que su consumo excesivo se asocia a enfermedades del corazón.

De esta forma se demuestra que no sólo las grasas saturadas son nocivas para la salud. Resulta que no es la carne en si la dañina sino la forma de preparación de este rico platillo.

La nación argentina se caracteriza por reuniones familiares de domingo donde el asado es el protagonista. Esta práctica, al parecer acarrea peligros para la salud.

Recientes estudios han demostrado que la carne asada puede causar daños, por ello debe frenarse su consumo. Aclaran que el peligro surge por la forma como se prepara este alimento.

En tal sentido señalan que para seguir degustando este plato sin consecuencias negativas, hay que cambiar patrones. Es decir, el asado puede realizarse con gas o electricidad para minimizar efectos nocivos.

Actualmente existen una serie de equipos de cocción que simulan la preparación del asado. Aunque los Cheff difieren del sabor, muchos de estos equipos dan sabores muy similares a los que otorga la madera y el carbón.

Según la Sociedad Europea de Cardiología, el uso de combustible, madera y carbón es altamente perjudicial. Los elementos descritos, resultan tóxicos y pueden generar afecciones en el corazón. Por tanto advierten que los combustibles sólidos no deben usarse continuamente si no quiere ponerse en riesgo la salud.

Minimizar preparaciones con carbón y leña

A tales conclusiones llegaron luego del estudio efectuado en China entre los años 2.004 y 2.008.  Esta investigación contó con la participación de 341.730 adultos entre los 30 y 79 años. El mismo consistió en el análisis de la preparación de los alimentos y la frecuencia del uso de combustibles.

22,5 % de los participantes utilizaron combustibles sólidos para cocinar durante más de 30 años. 24,6 % entre 10 y 29 años y el 53 % durante menos de 10 años o nunca.

8.304 de los sujetos participantes del estudio fallecieron de afecciones al corazón. Científicos revelaron que cada década de exposición a leña y carbón puede incrementar el riesgo de muerte en un 3%.

Por tanto expertos detallan que aquellos con más bajos patrones de consumo de preparaciones al carbón, eran más sanos.