Patricia Bullrich: Pese a declaraciones, Anmac anunció plan desarme

223

En medio de la polémica que generó por sus declaraciones, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sobre la libertad de las personas a armarse, el Gobierno prevé destinar en 2019 más de 113 millones de pesos a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac).

Asimismo, la idea de esta medida es para avanzar en el objetivo de restringir y destruir el circulante de armas de fuego en la sociedad civil. “El que quiere estar armado que ande armado y el que no quiere estar armado que no ande armado. La Argentina es un país libre”, señaló la funcionaria nacional. Estos dichos desataron la polémica, pese a que luego aclaró preferir que “la gente no esté armada”.

En el proyecto de Presupuesto 2019 que se envió al Congreso, la Casa Rosada tiene previsto destinar un total de 113.422.591 pesos para la Anmac. El organismo que dirige Natalia Gambaro, fijó sus “objetivos prioritarios” a la hora de justificar la necesidad de esos fondos: “Fomentar la entrega voluntaria de armas de fuego para su destrucción; restringir el circulante de armas de fuego en la sociedad civil; destruir armas de fuego y otros materiales controlados; aumentar el control, de traslado y resguardo de materiales controlados, y difundir políticas y acciones destinadas a la restricción de armas de fuego”.

Por ello, la Anmac prevé “realizar programas de concientización y sensibilización sobre la entrega voluntaria de armas y control de la proliferación de armas de fuego en la sociedad; promover la cultura de la no violencia y la resolución pacífica de los conflictos”, entre otras importantes actividades.

Vea también: Lionel Messi Y Su Padre Imputados Por Blanqueo De Capitales

Anmac avanzó en el procedimiento para el desarme

Uno de los principales puntos de esa política es el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego. Por medio de esta se promueve “la entrega anónima de armas de fuego y municiones a cambio de un incentivo económico”.

El procedimiento para “la participación en el Pevaf está abierta a todas las personas, sean legítimos usuarios o no. Las armas que recibieron se utilizan en forma inmediata en presencia de la persona que realiza la entrega y luego destruidas en un horno de alta temperatura”, detalló la Agencia Nacional de Materiales Controlados.